Parashat Vayakhel

¿QUE HACES cuandotus padres tepiden un favor? Seguramenteestaráspensando: ¡quéclase de preguntaesesa, esobvio que lo hago, al fin y al cabo son misamados padres, que me educaron y me dierontodosuamordesde que nací hasta hoy! Pero no estés tan seguro, ya que segúnunaencuesta de ‘The Family Watch’, el 62,5% de las familiascree que enlosúltimosdiezaños la comunicación entre padres e hijos ha empeoradodebido a las nuevastecnologías que hantransformadonegativamente la comunicaciónen el ámbito familiar. Supongamos que tú no eres parte del 62,5 de la encuesta, aúndebesanalizar con quéánimohaces lo que tepiden, pues no es lo mismohacer un favor refunfuñando y cuestionándote: ¡Porquésiempre me lo piden a mí!, a hacerlo con la mejorintención y entusiasmo. EnestaParashá la Torárelatacomoloshijos de Israel contribuyeronentusiasmadamente para la construcción del tabernáculo: “Y Moshéhabló a toda la congregación de loshijos de Israel: Estoes lo que ha ordenado el Eterno: tododadivoso de corazóntraeráunaofrenda para el Eterno: oro, plata y cobre… Y vinieron hombres comomujeres y trajeronpulseras, aros y anillos…”. ¿Pero cómosabemos que lo hicieron con entusiasmo? PorqueMoshétuvo que suplicarles que dejen de traeroro y plata, de tanto que habíanllevado.Estaactitud de Benei Israel reflejaba el amor que sentíanhacia Dios. Y estonosrevelauno de lossecretos para alcanzaramorverdaderoen las relaciones: dar lo mejor de nosotros, tantoencalidadcomoencantidad, materialmente, comoen lo espiritual. Hay muchagente que necesita de nosotros, no necesariamentenuestrodinero, sinouna simple palabra de aliento o de consuelo. Sea la voluntad de Dios que aprovechemosnuestrasvirtudes para amar a losdemás…

Leave a Reply

Your email address will not be published.