La Sombra

low angle photo of snow field

Hola Binyan Olam

En esta semana Yaacov huye de su hermano Esav y se dirige a Jaran, a casa de su tio.

Aquí la Tora nos relata la famosa historia donde Yaacov se queda dormido y sueña con la escalera que llega al cielo en la que ángeles sube y bajan.

Yaacov había ya casi llegado a Jaran, cuando se dio cuenta que pasó por lo que seria Jerusalem, el lugar dónde habian rezado sus padres,
y el no se paró a rezar. En el momento que se volvió para regresar, se le hizo un gran milagro, se le acortó el camino, y llegó en un instante a su destino.

Pregunta Rashi que si D-s quería que Yaacov parara a rezar, por que no le hizo una pequeña señal para que se de cuenta
y no necesitar un gran milagro en el que se la acortó el camino?

La explicación es que mientras Yaacov no se percate por si mismo, D-s no se lo va a recordar. En el momento que el se acordó, que se dio cuenta y quizo volver, ahora si D-s hace inclusive, un milagro.

De aqui los Jajamim nos enseñan que si bien HaShem puede todo (y quiere), no va a hacer nada hasta que nosotros demos el primer paso,
como dice David en los Tehilim: “HaShem Tzilja al yad yemineja” D-s es la sombra de tu mano derecha. La sombra no tiene iniciativa, hace lo que hace tu mano.

D-s así se comporta con nosotros. Pero si en efecto das ese primer paso, no hay fin a lo que El puede hacer por ti.

SHABAT SHALOM!!!!!

Soly Firman

Leave a Reply

Your email address will not be published.