Parashat Korach

En esta parashá, Koraj, una persona de gran jerarquía y riqueza, convence a 250 jefes de Am Israel para levantarse contra Moshé y Aarón, reclamándoles: ¡Han ido muy lejos, todo el pueblo es sagrado y Dios está entre ellos!, ¿por qué se enaltecen sobre la congregación de Dios? Me gustaría analizar la reacción de nuestro líder Moshé, para aprender de su actitud. Cuando Moshé escuchó los reproches, se dejó caer sobre el suelo. ¿Por qué? El Sabio Rashi explica que Moshé se debilitó, pues previamente el pueblo ya se había quejado en tres oportunidades, y Moshé había suplicado a Dios para que los perdonase: la primera vez, durante el becerro de oro, y Moshé rezó a su favor; la segunda se quejaron poco después de dejar el monte Sinai, y Moshé volvió a suplicar ante Dios; y la tercera vez fue con los espías, y nuevamente él abogó por ellos. Cuando Koraj y su congregación se revelaron por cuarta vez, Moshé se debilitó. Esto se asemeja al hijo de un rey que se reveló. El Rey tenía un amigo que le suplicó que perdonara a su hijo y así lo hizo, pero el hijo volvió a revelarse una y otra vez, hasta que el amigo del Rey le reclamó al hijo: ¿Hasta cuándo molestaré al Rey, tal vez ya no acepte mis súplicas? A Moshé no le importó que lo despreciaban, su único interés era el bienestar de Am Israel, pero temía que Dios no escuche sus plegarias. Esta es una gran enseñanza para nosotros.

Leave a Reply

Your email address will not be published.