Parashat Balak

El rey Balak, al enterarse de que Am Israel vencía a sus enemigos, temió ser el próximo de la lista, y se alió con su archi enemigo de Midián, contratando al malvado brujo Bilám para que maldijera a Am Israel. No obstante, a pesar de que Dios le advirtió a Bilám que no vaya a Maldecirlos, etse no puede resistir la millonaria oferta del rey Balak si lograba maldecirlos, por lo que en la segunda noche Dios le otorga permiso para ir con Balak, (aunque no lo autorizó a maldecir). ¿Pero por qué Bilam no escuchó a Dios la primera vez? Más aún, ¿por qué Dios, aparentemente, cambió de parecer? Una respuesta responde las 2 preguntas: Los Sabios enseñan que la envidia, la lujuria y la búsqueda del honor sacan a la persona de este mundo, características que Bilam poseía. Su deseo era tan fuerte que estaba dispuesto a hacer todo lo posible para alcanzarlo, y los Sabios además dicen que “por el camino que la persona quiere transitar lo dirigen desde el cielo, para bien y para mal”. Bilám utilizó su poder de elección negativamente, lo que conllevó a su perdición física y espiritual. Esta historia nos enseña a utilizar la fuerza de nuestros pensamientos, de nuestra voluntad, para bien, y a tomar las decisiones correctas para transitar por la senda del bien.

Leave a Reply

Your email address will not be published.